5 planes con niños en Albacete para descubrir esta provincia, una de las grandes desconocidas de nuestro país. Propuestas con niños para realizar actividades en familia que os van a encantar.

 

1. Experiencia del vidrio soplado y visita guiada a la ciudad de Albacete

Vais a disfrutar de una experiencia única en Castilla-La Mancha. En Albacete tenemos el privilegio de contar con el único artista del vidrio soplado de la región, Luis Machí. Viviréis en vivo y en directo como el artesano trabaja el vidrio soplado. Los niños alucinarán viendo trabajar al maestro vidriero, que como por arte de magia, crea figuras increíbles de un pedazo de vidrio incandescente.

La experiencia consiste en unas demostraciones prácticas de diversos tipos de piezas con explicaciones didácticas y curiosas sobre esta técnica tan espectacular. Al final de la visita se obsequiará a cada asistente con una bonita pieza de vidrio soplado. Para formalizar la reserva pincha aquí.

Experiencia vidrio soplado en Albacete

Ya dijo Azorín, que Albacete es «la Nueva York de La Mancha». La capital albaceteña es la ciudad más poblada de la región, y destaca por su oferta comercial, y su importante programación cultural y de ocio. Sorprende al viajero su arquitectura, sus jardines, parques y espacios públicos ideales para pasear y para que los niños jueguen tranquilos.

Os recomendamos visitar la Plaza del Altozano, y dejaros cautivar por sus edificios modernistas. Cita obligada es pasear por el emblemático Pasaje de Lodares, que bajo un tragaluz de cristales despliega una exuberante decoración que deja boquiabiertos a los visitantes, sin duda una de las más bonitas calles de España, como así lo refleja este artículo del periódico El Mundo.

 

Pasaje Lodares

 

También destacar el Palacio de la Diputación Provincial, el espectacular Teatro Circo, la Catedral de San Juan Bautista, el Depósito del Sol, el Recinto Ferial, conocido también como la Sartén, que acoge la feria de la ciudad que tiene lugar del 7 al 17 de septiembre, y la Casa del Hortelano, donde se ubica el  Museo de la Cuchillería, industria muy importante en la ciudad.

 

2. Taller infantil de cerámica y visita guiada a la ciudad de Chinchilla de Montearagón

 

Esta segunda propuesta les va a encantar a los más peques de la casa. ¿A qué niño no le gusta jugar con el barro o la plastilina? Este taller es una experiencia para vivirla en familia, donde los padres también participan y conocen los secretos del oficio artesano. Los alumnos, tanto grandes como pequeños, crearán su propia pieza artesana personalizada con las indicaciones del artista que luego se llevarán a casa, y tendrán la oportunidad de manejar un auténtico torno alfarero. Para hacer tu reserva pincha aquí.

 

Modelando en el torno del alfarero

 

Como complemento para este viaje, recomendamos una escapada a la cercana población de Chinchilla de Montearagón. A escasos 13 km de Albacete, es uno de los pueblos más antiguos de la provincia, una joya medieval que se conserva prácticamente intacta. Destacar el castillo y la fortaleza, que dominan el paisaje desde el cerro de San Blas, proporcionándonos unas impresionantes vistas de la llanura manchega. Los niños podrán imaginarse que son caballeros e inventarse historias pasadas que sucedieron tras los muros del castillo.

 

Murallas Castillo de Chinchilla de Monteragón

 

Chinchilla de Montearagón fue la cuna de la alfarería provincial. En su Museo Nacional de Alfarería encontramos fotografías de antiguos artesanos de Chinchilla quienes hasta hace unos años todavía hacían girar sus tornos; se guarda y expone una valiosa colección que representa a 576 alfares españoles, algunos ya desaparecidos. El museo alberga unas 2000 piezas, de todos los alfares de España, recogidas desde el año 1973.

 

3. Miel con queso saben a beso

 

El refranero popular es sabio y con esta ruta alimentaria queremos hacerlo realidad. Proponemos a las familias con niños la visita guiada a una fábrica de miel para conocer in situ los diferentes procesos de fabricación y elaboración de la miel, así como otros derivados de la colmena. Nos vestiremos con el traje del apicultor, y degustaremos una auténtica miel natural.

 

Visita guiada fábrica de miel

 

La segunda parte de este delicioso y nutritivo plan nos lleva a visitar una quesería artesana, familiar, que elabora unos quesos de gran calidad y de sabores muy característicos, gracias al origen de su leche de oveja y cabra, procedente de ganaderos locales a menos de 10 km de la quesería.

 

Llenado de los moldes

 

4. Experiencia del azafrán de La Mancha

 

Esta actividad está ideada para que la disfruten en conjunto grandes y pequeños. El azafrán amparado por esta figura de calidad, la DOP Azafrán de La Mancha, es la única especia de esta naturaleza que dispone a nivel nacional de este reconocimiento de calidad.

Procedente del Mediterráneo, el azafrán nos llegó muy probablemente con fenicios, griegos y romanos, aunque fueron los árabes los principales responsables de su extensión por toda la Península Ibérica. Sin embargo, se adaptó de forma muy particular a las condiciones de suelo, clima e intervención humana sostenible de La Mancha, y es, como El Quijote, una parte intrínseca de su identidad y cultura

Por la mañana vamos a tener la oportunidad de realizar una visita guiada a un campo de azafrán acompañados por un agricultor experto en este cultivo. Disfrutaréis de unas vistas espectaculares, las que nos ofrece el campo vestido por la rosa del azafrán. Con vuestras manos recogeréis las flores del campo. A los niños les encanta ir con su cestita y hacer una competición para ver quien recoge mayor número de flores.

 

Campo de azafrán de La Mancha

 

Disfrutaréis de una exhibición de monda de flores y tostado de azafrán realizado por las manos expertas de las mujeres del pueblo. Su habilidad es extraordinaria y digna de admirar. Y para terminar la jornada degustaremos un rico queso elaborado a base de azafrán.

 

Monda de la rosa del azafrán

 

Para completar el viaje, os recomendamos una visita a la cercana población de Villarrobledo, cuyo conjunto urbano se articula en torno a la plaza Mayor, donde se levantan dos edificios significativos: el Ayuntamiento y la iglesia de San Blas.

También os recomendamos la entrada al Centro de Interpretación de la Alfarería Tinajera, un oficio crucial para Villarrobledo durante más de cuatro siglos. Está en un antiguo horno tinajero reformado y en él podemos visitar la olla de combustión, el horno de cocer y el obrador, espacios que nos ofrecen un intenso recorrido por todas y cada una de las fases que intervienen en la elaboración de la tinaja.

 

Centro interpretación de la alfarería tinajera de Villarrobledo

 

Villarrobledo es una de las ciudades que más superficie dedica a zonas verdes de uso público en toda España, con más de 140.000 m2 de parques y jardines en su casco urbano, que serán un lugar ideal para que los niños disfruten de un rato de esparcimiento.

¿Sabías que el nombre de Albacete proviene de la palabra árabe Al-Basit, que significa “el llano”, en alusión a la planicie que caracteriza la geografía del lugar?

Hasta ahora los planes propuestos se han localizado en la llanura manchega, pero para el final te recomendamos esta ruta en Riópar, un lugar increíble de la provincia, que precisamente no es llano.

 

5. Riópar, cuna del bronce

 

Este plan se localiza en una de las zonas más bonitas y sorprendentes de España, hablamos del Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, y más concretamente en el nacimiento del río Mundo y la cueva de los Chorros, que son las estrellas de nuestro destino.

Iniciamos la aventura en los Chorros- Nacimiento del Río Mundo, con una visita guiada que tiene un doble objetivo: disfrutar de la naturaleza del entorno y al mismo tiempo descubrir el porqué de la implantación de la industria metalúrgica en Riópar, que data del año 1772, cuando se instaló la primera fábrica de zinc y latón de España y una de las más importantes de Europa.

 

Nacimiento del río Mundo

 

Una parada obligada son aquellas Reales Fábricas de San Juan de Alcaraz que, tras su cierre en 1996 y posterior rehabilitación en 2001, muestran hoy en un museo sus más de dos siglos de historia mediante una importante colección de piezas de bronce y latón, moldes y maquinaria de los siglos XIX y XX.

A continuación, visitamos un lugar mágico, Riópar Viejo, situado en lo alto de un cerro, donde disfrutar de las mejores vistas de la Sierra del Segura, y un lugar ideal para que los más pequeños jueguen entre las calles y cuestas de esta pequeña aldea tan particular.

Como broche final de la jornada, nos espera la visita guiada a una fundición artesanal de bronce, una experiencia única, curiosa e irrepetible.

 

Visita guiada fundición artesanal en Riópar

 

Todos estos planes los organizamos a medida, y según las necesidades de las familias. Para ampliar información y reservas podéis llamarnos al teléfono 693 756 318 o bien escribirnos un correo a info@inturmancha.es  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Inturmancha
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@inturmancha.es
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

¿Tienes alguna pregunta?
Enviar