Tipo de visita: Escapada turismo industrial

Horario: Bajo petición de reserva

Localidad: El Toboso (Toledo)

Idiomas: Español

  • 1 día
  • 30 - 50 personas
  • Consultar
  •  

Descripción:

Del Toboso a Mota del Cuervo representa una de las rutas cervantinas que tiene su origen en el pueblo de El Toboso, donde realizaremos una ruta literaria siguiendo el capitulo nueve de la segunda parte de su gran libro, descubriendo la visita que hicieron Don Quijote y Sancho a la búsqueda de la sin par Dulcinea.

Se dice que, de no existir tal lugar, Alonso Quijano lo hubiera inventado para honrar la alcurnia de su Dama. Pocos datos han llegado a nuestros días de su pasado medieval.

Se sabe que los iberos habían levantado allí un asentamiento del que dejaron huella a la posteridad. Se sabe que, tras la conquista de Toledo en 1085, ALFONSO VI expulsó a los árabes de casi toda la provincia, aunque la tierra manchega continuó bajo dominio musulmán durante un siglo y medio más, hasta la victoria de los Reyes cristianos en la crucial batalla de las Navas de Tolosa, en 1212. Las Ordenes militares en la guerra contra los reinos árabes realizaron la labor del repoblamiento de estas tierras, hecho que avala la teoría de que El Toboso estuvo bajo el dominio de la Orden de Santiago, realizándose algunas fortificaciones para defender el camino que comunicaba, Toledo con Murcia.

El Toboso debe buena parte de su fama a la obra Cervantina. Todo en El Toboso recuerda a Alonso Quijano. De la mano de Cervantes, llegaremos a la llamada Casa de Dulcinea.

A continuación, nos espera la visita guiada a una quesería de la localidad para conocer de cerca el proceso de elaboración de este producto tan nuestro. La visita incluye el recorrido por la quesería con una explicación técnica sobre el proceso de elaboración y una degustación de las especialidades elaboradas. Después, comida por libre tipo picnic en El Toboso.

Tras reponer fuerzas, el siguiente destino es el conocido como “Balcón de la Mancha», hablamos de la localidad de Mota del Cuervo, donde disfrutaremos de las vistas que la Sierra de los Molinos nos ofrece, aquellos molinos centenarios que necesitaron la fuerza del viento para vencer a Don Quijote.

Esta aventura concluye en La Roda, visitando una fábrica de miguelitos y degustando este pastelito de hojaldre tan conocido en nuestra provincia.

Observaciones:

Se recomienda usar calzado cómodo, y por supuesto no olvidarse de la cámara de fotos.

Localización:

Formulario de información y reservas:

Nombre*

Email

Teléfono*

Asunto

 

Mensaje

(*) Campos obligatorios